Past Results Personal Injury

Veredictos de éxito para Lesiones Personales en Nueva York

ACCIDENTE DE ESCALERAS MECÁNICAS EN GRANDES ALMACENES – VEREDICTO DE $3,000,000.00

La demandante estaba bajando en unas escaleras en unos grandes almacenes cuando fue golpeada por una caja de zapatos que un chico del almacén estaba moviendo en una carretilla manual. En lugar de usar el montacargas como debería haber hecho, el empleado decidió usar las escaleras mecánicas porque las tenía más cerca. Sin embargo, cuando llegó a la parte superior de las escaleras mecánicas, las cajas de zapatos se cayeron de la carretilla de mano y bajaron por las escaleras mecánicas, golpeando a la demandante. Ella se lesionó la rodilla y desarrolló distrofia simpática refleja, que le causó un dolor constante e interminable. En el momento del juicio, apenas podía caminar. Los acusados argumentaron que los problemas de la demandante eran de una lesión de rodilla previa, pero el jurado fue convencido para rechazar el argumento del acusado.

INCENDIO EN LA NOCHE DEL APAGÓN DE 2003 – ERROR AL PROPORCIONAR MEDIOS DE ESCAPE SEGUROS – NIÑO DE 13 AÑOS SALTA Y SE ROMPE AMBAS PIERNAS – ACUERDO DE $475,000.00

La noche del 15 de agosto del 2003, el demandante de 13 años fue despertado por un bombero con un megáfono que anunciaba la evacuación de su edificio debido al humo y al fuego en el edificio de al lado. El demandante se abrió paso a través de la ventana de su salón hacia una escalera de incendios de metal. La escalera de incendios llevaba al techo de un garaje de un piso desde el cual, sin embargo, no había ninguna escalera o dispositivo disponible que usar para bajar del techo del garaje hasta la calle inferior. Con las ventanas estallando y los cristales rompiéndose a su alrededor, saltó desde el techo. Se fracturó ambas piernas y por ello se sometió a múltiples cirugías. Levine & Slavit contrató a un ingeniero para inspeccionar el edificio. El ingeniero descubrió que el propietario del edificio no proporcionó medios de escape seguros en el edificio, violando el Código de Edificios de la Ciudad de Nueva York. El acusado argumentó que había medios apropiados de escape que, increíblemente, obligaban a volver a entrar en el edificio en llamas para descender por una escalera interior hasta el nivel de la calle. Emitimos una moción para un juicio sumario basado en no proporcionar medios de escape seguros. Aunque la moción fue rechazada sobre la base de que existían cuestiones de hecho para que un juzgado decidiera, creemos que nuestra moción envió el mensaje de que estábamos manejando el caso de forma agresiva, lo que finalmente resultó en una recuperación más sustancial para nuestro cliente. El caso se resolvió después de seleccionar el jurado y cuando los abogados estaban a punto de realizar sus declaraciones de apertura ante el jurado.

Expertos: Ingeniero, Ortopeda

NEGLIGENCIA DEL ASISTENTE DE SALUD EN EL HOGAR – ACUERDO DE $250,000.00

Las cámaras de vigilancia colocadas en casa de nuestra clienta por su familia debido a un anterior asistente de salud en el hogar deshonesto, revelaron que cuando nuestra clienta anciana se cayó, el asistente siguió viendo la televisión e incluso fue a la cocina y se hizo un sándwich. Nuestra clienta fue descubierta en el suelo de su salón por su hija que pasaba por allí para dejar algunas compras. El asistente la dijo que su madre acababa de caerse al suelo, pero la grabación de vigilancia reveló que había estado en el suelo durante casi una hora mientras que el asistente comía y veía la televisión.

SEGURIDAD NEGLIGENTE – AGRESIÓN SEXUAL – ACUERDO DE $250,000.00

Nuestra clienta fue agredida en un edificio de oficinas de Manhattan. El perpetrador fue atrapado y se declaró culpable de violación. Parte del encuentro entre nuestra clienta y el perpetrador en el vestíbulo del edificio fue captada por una cámara de vigilancia en el edificio. La mayor dificultad del caso fue que el edificio no tenía historial previo de actividad criminal así que el edificio pudo argumentar que no tenía noticias acerca de ningún problema o peligro. Si el edificio hubiera mantenido ese punto, el caso habría sido desestimado. Nuestra oficina contrató a un experto en seguridad que revisó la cinta de vigilancia, visitó el edificio y opinó que la seguridad del edificio era negligente, y que dependía el parte del testimonio obtenido por nuestra oficina de un trabajador que estaba de servicio en el edificio, en el sentido de que alguien debería haber estado atendiendo la recepción cuando el perpetrador entró en el edificio y se encontró con nuestra clienta en el vestíbulo. El caso se resolvió después de haber superado con éxito la moción de desestimar el caso por parte de los acusados.

Experto: Seguridad en edificios

NIÑO MORDIDO POR UN PERRO SIN MORDISCOS PREVIOS – ACUERDO DE $125,000.00

Los abogados de lesiones personales de nuestra oficina de Manhattan representaron a los padres de un niño menor de 2 años que fue atacado y mordido con gravedad en la cara por un perro. El niño sufrió cicatrices faciales graves y permanentes y un sufrimiento emocional extremo por la experiencia. Según la Ley de Nueva York, aunque no es necesario probar que un perro ha mordido a otra persona antes de morder al demandante, el demandante está obligado a probar que el perro tenía propensiones perversas que el dueño del perro sabía o debería haber sabido. En nuestro caso, a pesar de que contratamos a un investigador para explorar el vecindario, no pudimos encontrar testigos que testificaran sobre las perversas propensiones del perro. Sin embargo, a través de hábiles declaraciones de los dueños del perro, pudimos descubrir suficiente información para que los demandados decidieran resolver el caso en lugar de arriesgarse a un veredicto.

ERROR AL DIVULGAR UN TRASTORNO SANGUÍNEO LETAL – ACUERDO CONFIDENCIAL

El demandante se sometió a un exhaustivo examen físico previo al empleo, incluyendo análisis de laboratorio de su sangre. Se dijo al demandante que los resultados del examen eran normales. Aproximadamente un año después de que el demandante estuviera trabajando en la empresa, tiempo durante el cual recibió atención médica en la consulta médica de la empresa sin mejoras en su problema, fue atendido por un médico externo. El médico reconoció inmediatamente una situación grave, que fue diagnosticada como leucemia mielógena crónica (“LMC”), un problema que, si no se trata, es potencialmente mortal. Cuando el médico externo obtuvo los resultados de los análisis de sangre realizados en relación con el examen físico previo al empleo, el demandante supo por primera vez que los análisis de sangre no fueron normales, como había indicado su empleador, sino que mostraban anormalidades indicativas de LMC. Como resultado del retraso en el conocimiento de la enfermedad por parte de demandante, sufrió una pérdida significativa de oportunidades de cura y una angustia mental extrema por su conocimiento de las implicaciones de la pérdida de un año para obtener tratamiento debido al diagnóstico atrasado.

Este caso fue resuelto solo después de que los abogados de lesiones personales de nuestra oficina de Manhattan superaran con éxito múltiples mociones para desestimar la demanda del demandante por múltiples motivos, incluyendo que la acción estaba prohibida por la Ley de Compensación de Trabajadores. Si los demandados hubiesen prevalecido sobre cualquiera de los motivos sobre los cuales se solicitó la desestimación, el caso del demandante habría sido desestimado.

* Los resultados previos no garantizan un resultado similar.