Past Results Medical Malpractice

Veredictos de éxito para Negligencia Médica en Nueva York

NEGLIGENCIA DENTAL/QUIRÚRGICA – VEREDICTO DE $2,250,000

El demandante infantil no pudo respirar después de la extubación post – quirúrgica. Se realizó una traqueotomía de emergencia. Aproximadamente diez días después, un médico, usando una linterna, observó la boca del demandante y observó que una bolsa de gasa que el anestesista no había retirado durante la cirugía estaba atrapada en la garganta del niño. Cuando la enfermera sacó la bolsa de gasa de la garganta del demandante, el niño pudo respirar con normalidad.

Expertos: Cirujano Oral, Anestesista.

NEGLIGENCIA MÉDICA – MUERTE  NEGLIGENTE – ACUERDO DE $1,000,000.00

La defendida era una mujer de 33 años que murió por una embolia pulmonar no diagnosticada que siguió a una trombosis venosa profunda. Se había presentado ante su médico de familia quejándose de síntomas que incluían falta de aliento extrema y fatiga al hacer ejercicio, incluso con una limitación tal como caminar por una habitación, con dolor en un muslo, síntomas consistentes con embolias pulmonares y trombosis venosa profunda. La defendida también tenía varios factores de riesgo conocidos para estas morbilidades, incluyendo un ligero sobrepeso y tomar Yasmin, una píldora anticonceptiva. Las anormalidades reveladas por un electrocardiograma y análisis de sangre también eran consistentes con una embolia pulmonar. A pesar de los síntomas de la defendida, los factores de riesgo y los resultados anormales en las pruebas, el diagnóstico fue de mareos y vértigo. Una semana después, la mujer murió. Cabe destacar que la defendida era una editora de revisión de leyes que se había presentado al examen del colegio solo unas semanas antes de acudir a su médico. Después de su muerto, su viudo recibió la notificación de los Examinadores del Colegio de Abogados del Estado de que había entrado al colegio. Nosotros estábamos preparados para probar que la vida de la defendida se habría salvado si su problema hubiera sido diagnosticado y tratado a tiempo. El caso se resolvió durante la selección del jurado.

Expertos: Patólogo, Interno, Economista

NEGLIGENCIA MÉDICA – ACUERDO DE $925,000.00

El demandante resultó herido cuando resbaló y se cayó por las escaleras mientras estaba en el trabajo. Habló con los abogados de lesiones personales de nuestra oficina de Manhattan después de que otros abogados le aconsejaran que no tenía base para una demanda y que su único recurso era reclamar beneficios de Compensación de Trabajadores. Nos dimos cuenta de que tenía una demanda contra el hospital y el médico por no diagnosticar que, debido a la caída, había sufrido una hernia de disco en el cuello. El retraso en el diagnóstico había empeorado su problema y se necesitó cirugía de emergencia. Quedó con daños permanentes en la médula espinal. Nuestro cliente pudo recuperar daños en la demanda y beneficios por Compensación de Trabajadores.

Como nota interesante, en este caso, el investigador contratado por la compañía aseguradora del acusado para grabar en secreto un vídeo de vigilancia de nuestro cliente intentó engañar a nuestro cliente llamándolo y diciéndole que había ganado entradas gratis para la Serie Mundial Yankee y que tenía que recogerlas en el Yankee Stadium inmediatamente. Fue posteriormente cuando nos entregaron la cinta de vídeo y se la mostramos a nuestro cliente, que pudo descubrir por qué, cuando había llegado al Yankee Stadium ese día, no había entradas para él y nadie allí sabía de qué entradas gratis estaba hablando.

Expertos: Economista Vocacional, Ortopeda, Neurólogo.

MUERTE NEGLIGENTE / NEGLIGENCIA MÉDICA – NEGLIGENCIA EN ASILO DE ANCIANOS – ÚLCERAS POR PRESIÓN – VIOLACIONES DE LA LEY DE SALUD PÚBLICA – ACUERDO DURANTE EL JUICIO $850,000.00

Representamos a una familia cuyo marido / padre fue transferido a un asilo de ancianos para su rehabilitación después de una cirugía a corazón abierto. Mientras estaba en el hospital antes de ser transferido empezó a desarrollar úlceras por presión. En el asilo de ancianos, las úlceras por presión empeoraron hasta el punto de que hubo que llamar a un cirujano. El cirujano llevó a cabo un desbridamiento (usando un bisturí) que necesariamente tuvo como resultado un poco de sangrado. Sin embargo, al paciente se le administró Coumadin para diluir su sangre debido a su problema cardiaco y ni el asilo de ancianos ni el cirujano tomaron ninguna precaución para lidiar con el sangrado. Peor aún, se dejó el Coumadin solo después de que el paciente sufriera una hemorragia y tuvieran que cambiar las sábanas 3 veces en una noche, y se volvió a llamar al cirujano. El cirujano acudió de nuevo, realizó su procedimiento, y se marchó del asilo de ancianos sin preocuparse del sangrado que había tenido lugar.

El paciente con anemia crítica tuvo que ser trasladado a emergencias solo después de haber sido encontrado sangrando tres veces en momentos separados durante una noche, donde no recibió ningún tratamiento hasta que sufrió un paro cardíaco aproximadamente una hora después. Los esfuerzos tardíos para resucitarlo fracasaron.

Expertos: Patólogo, especialista en geriatría / cuidado de heridas, médico de medicina de emergencia

NEGLIGENCIA MÉDICA / MUERTE NEGLIGENTE – ACUERDO DE $850,000.00

Acción por muerte negligente y daños y perjuicios conscientes sobre una mujer de 30 años, casada con un hijo. El historial médico de la defendida incluía insuficiencia renal y convulsiones en la etapa terminal. La defendida se presentó en el hospital del acusado con falta de aliento y otros síntomas y signos de acidosis. Los análisis de sangre revelaron un nivel extremadamente bajo de medicamentos anticonvulsivos. No se tomaron precauciones para protegerla contra las caídas y se dejó a la defendida sin atención y sin restricciones en una camilla. En ese momento sufrió un ataque y se cayó, golpeándose la cabeza con el suelo. Incluso después de su caída, los acusados (el hospital y los médicos) no diagnosticaron el empeoramiento del problema de sobrecarga de líquidos, con acumulación de líquido en sus pulmones. Entró en paro respiratorio y cardiaco y falleció varias semanas después.

Expertos: Economista, Patólogo.

NEGLIGENCIA MÉDICA – NERVIO CORTADO DURANTE CIRUGÍA – ACUERDO DE $825,000

Recibimos este caso la víspera del día de finalización del plazo de prescripción porque el anterior abogado de la clienta no pudo localizar a un experto. Nuestra clienta, de 52 años, se sometió a una cirugía para liberar el atrapamiento del nervio cubital. Inmediatamente después de la cirugía, tenía un entumecimiento total en toda la distribución del nervio. El compañero del cirujano realizó una cirugía para intentar corregir el problema. En su informe operativo, el segundo cirujano indicó que había observado los extremos libres del nervio cubital, donde aparentemente habían sido cortados durante la primera cirugía. Pudimos localizar a un experto que opinó que aunque una lesión del nervio podría ser un hecho inevitable durante la cirugía, la ruptura total del nervio era inaceptable.

Experto: Cirujano Ortopédico

Medical Malpractice – Injury During Implantation of Defibrillator – Settlement $800,000.00

In this case, our office represented a woman who had a defibrillator implanted by prominent interventional cardiologists. Immediately after the procedure, our client experienced shortness of breath and chest pain. The doctors failed to diagnose that in inserting the defibrillator, the atrial lead had perforated the pericardium and right atrium. Instead, our client was incorrectly diagnosed with an inflammatory process. As such, our client was unnecessarily treated with steroids over a period of time, and she underwent numerous thorancentesis procedures due to multiple, recurrent pleural effusions. Eventually our client went to a hospital in New York City where a correct diagnosis was made. Unfortunately, as a result of the unnecessary steroid treatment, our client developed avascular necrosis and had to have surgery for a hip replacement.

Medical Malpractice – Injury to Mother During Childbirth – Settlement $600,000.00

Settlement during trial on behalf of a 30 year-old woman who sustained a tear of her uterus and uterine artery during the birth of her first child. Our client underwent numerous surgical procedures to control post-partum hemorrhage, but ultimately had to undergo a hysterectomy. Levine & Slavit retained an obstetrician/gynecologist to review the hospital record. In the expert’s opinion, the injury occurred because the doctor who was delivering the baby, in using a vacuum to assist in the delivery, used the vacuum in an improper way causing the injuries. Through careful questioning of the defendant doctor at his deposition, the doctor essentially confirmed that he had used the vacuum in the manner that the expert said was improper. At trial, the defendant doctor, apparently realizing that his answers at the deposition were not correct, attempted to explain that his deposition testimony were misunderstood. The case settled during the defendant doctor’s testimony at trial. Of note is that before the client came to our office, a prominent New York City law firm had rejected this case.

Medical Malpractice – Failure to Timely Diagnose Appendicitis – Settlement $450,000.00

In this case, our client went to an emergency room of a hospital complaining of severe abdominal pain and vomiting. The triage nurse noted a history of abdominal pain and vomiting lasting for approximately 20 hours. The emergency room doctor, however, wrote that our client had been experiencing symptoms for about 4 hours. After giving our client intravenous fluids and observing her for a few hours, the doctor discharged our client and told her it was safe for her to fly as she and her family had planned. By the time our client arrived at her destination, her appendix had burst. She initially underwent surgery and treatment at a local hospital, but then had to be airlifted to a major city hospital due to severe peritonitis and other life-threatening conditions. As a result of the delay, our client suffers from internal scarring that interferes with her bladder function. At the deposition that our office took of the emergency room physician, he in essence confirmed that had he correctly realized that our client had been experiencing her severe symptoms for 20 rather than for 4 hours, he would not have discharged her without giving her much stronger discharge instructions than he gave her to return to the hospital if her symptoms persisted.

Dental Malpractice – Lack of Informed Consent – Settlement $95,000.00

Our client went to a new dentist whose improper preparation and insertion of a bridge, and improper root canal therapy, led to further teeth decay. The dentist then informed our client, who was in her 50’s, that it was necessary that all of her remaining teeth be extracted and she wear full upper and lower dentures for the rest her life. The defendant dentist admitted at his deposition that he did not give our client any alternatives to the dentures. He also admitted that our client had informed him when she first saw him that her mother had worn dentures, and she had hoped to avoid wearing dentures herself. We retained an expert who opined that the defendant dentist’s root canal therapy was improperly performed, that there were preferable alternatives to dentures, such as implants, and that the defendant, who was a general dentist, should have referred our client to specialists.

 

* Prior results do not guarantee a similar outcome.