Past Results Trip and Fall

Veredictos de éxito para Tropezones/Resbalones y Caídas en Nueva York

INSTALACIONES DE UN EDIFICIO INSEGURAS – TROPEZÓN Y CAÍDA – ACUERDO DE $400,000.00

Nuestra clienta se tropezó y cayó debido a un borde roto de un escalón que llevaba desde un edificio a la acera pública. Se fracturó el tobillo y la fractura tuvo que reducirse con cirugía y la inserción de equipamiento. Nuestra clienta ha quedado con un deterioro permanente de su capacidad para caminar y moverse. Los acusados sostuvieron que la ruptura del borde del escalón era mínima y que nuestra clienta debía haber conocido la condición dado que había estado viviendo en el edificio. Levine & Slavit contrarrestó estas defensas contratando a un ingeniero para testificar como experto y explicar por qué la condición constituía un peligro de tropiezo. El acuerdo consistió en una parte en efectivo y una parte como pago estructurado.

TROPEZÓN Y CAÍDA SOBRE UNA PLACA DE METAL EN LA CARRETERA – ACUERDO DE $350,000.00

Nuestro cliente estaba cruzando 42nd Street en Manhattan cerca de la Terminal de Autobús de la Autoridad Portuaria cuando tropezó y cayó sobre una placa de metal en la acera que estaba levantada por encima del nivel de la carretera adyacente. Como resultado de la caída, sufrió una fractura de cadera que necesitaba cirugía. Afortunadamente, contactaron con nuestra oficina inmediatamente y pudimos obtener fotografías de la placa de metal antes de que fuera recogida por el acusado.

TROPEZÓN Y CAÍDA EN LA ACERA FRENTE A UN LUGAR DE CONSTRUCCIÓN – CADERA FRACTURADA – ACUERDO DE $245,000.00

Nuestra clienta tropezó en una acera frente a un lugar de construcción debido a un agujero en la acera, fracturándose la cadera y necesitando cirugía para una reducción abierta y una fijación interna con equipamiento. El proyecto de construcción incluía la demolición de un edificio y la construcción de un nuevo edificio en el lugar. El juicio se desarrolló contra el propietario adyacente, el contratista general del proyecto de construcción y el subcontratista para la parte de demolición del proyecto. Fuimos al lugar del accidente poco después de que ocurriera y tomamos fotografías del agujero antes de que fuera arreglado. Estas fotografías fueron intercambiadas con los abogados de los acusados. Después, tomamos declaración al propietario, que confirmó que el contratista general era conocedor del agujero antes del accidente.

Además, durante el proceso de descubrimiento, obtuvimos los nombres de los arquitectos que estuvieron involucrados en el proyecto y les enviamos citaciones para su registro. Entre la información recibida en respuesta a nuestras citaciones había fotografías tomadas de la demolición que mostraban la excavadora del contratista cruzando desde el edificio hasta la calle por encima de la acera, creando aparentemente el agujero con el que tropezó nuestra clienta.

Experto: Cirujano Ortopédico

TROPEZÓN Y CAÍDA – MERCADILLO – FÉMUR FRACTURADO – ACUERDO DE $275,000.00

As is often the case, our office’s immediate investigation of the location of accident and photographs of the area were crucial to the successful outcome of this case.  Our client regularly worked at a flea market held on Sundays in an indoor parking garage.  On the day of accident, our client tripped and fell due to a hole in the cement floor of the garage.  As a result of the fall our client sustained a fractured femur.   Our client admitted that she had seen the hole on days prior to her accident and knew it was there.  The defendants argued that the hole was too trivial to form the basis of a lawsuit, but the photographs we took showed otherwise.  We were able to defeat the attempt to have the case dismissed, after which we were able to successfully resolve the case.

TROPEZÓN Y CAÍDA – UMBRAL DE PUERTA LEVANTADO – FRACTURA DE CUELLO – ACUERDO DE $225,000.00

Nuestra clienta tropezó y cayó en un edificio de oficinas en Long Island por un umbral de puerta levantado. Las lesiones que tuvo incluyeron una fractura desplazada en su cuello. La posición del fragmento de fractura la dejó en riesgo de una lesión de columna vertebral, pero la cirugía no era una opción porque tenía 80 años. El acusado solicitó una sentencia sumaria argumentando que el umbral estaba levantado de forma tan ligera que el caso debería ser rechazado por ser un defecto trivial. Afortunadamente, justo después de ser contratados, nuestro bufete contrató a un ingeniero profesional que inspeccionó y midió la ubicación y concluyó que el defecto no era trivial y que violaba el Código de Construcción del Estado de Nueva York.

Además, en las declaraciones que tomamos al guardia de seguridad que estaba de servicio en el momento del accidente y al administrador del edificio, pudimos obtener una admisión de que antes del accidente de nuestra clienta otras personas se habían tropezado con el umbral y que la administración del edificio había considerado que la condición era peligrosa.

Experto: Ingeniero Profesional.

RESPONSABILIDAD DE INSTALACIONES – ESCALERAS DEFECTUOSAS – TRABAJADOR EMS NECESITÓ CIRUGÍA EN HOMBRO Y TOBILLO – ACUERDO DE MEDIACIÓN DE $195,000.00

Nuestro cliente resultó lesionado cuando se tropezó y cayó por unas escaleras de mármol en el edificio del acusado que tenían un trozo roto en el borde de un escalón. Nuestro cliente era un trabajador de ambulancia que estaba respondiendo a una llamada acerca de que una persona en el edificio estaba actuando de forma amenazante y necesitaba atención médica. Agentes de policía acompañaron a nuestro cliente y a su compañero al edificio. Nuestro cliente tropezó y cayó mientras escoltaba a esa persona bajando por las escaleras.

La compañía aseguradora y el abogado del acusado intentaron probar que nuestro cliente no resultó lesionado debido al escalón roto, sino porque la persona a la que estaba intentando ayudarle le empujó por las escaleras. El acusado también sostuvo que la condición del escalón denunciado no era de tamaño suficiente para ser procesable por ley. Nuestro bufete contrarrestó estos argumentos citando jurisprudencia que sostenía que la prueba del acusado que alegaba que nuestro cliente fue empujado eran rumores, y sosteniéndolo debido a que el problema estaba ubicado en el borde del escalón y su tamaño era suficiente para que nuestro cliente recuperara los daños por sus lesiones.

También contrarrestamos con éxito la afirmación del acusado de que los estudios MRI hechos en el hombro y el tobillo de nuestro cliente no mostraban la magnitud del daño que encontró en cirujano de nuestro cliente.

Es importante tener en cuenta que cuando el cliente contactó con nosotros por primera vez, indicó que estaba buscando un abogado de compensación de trabajados. Al escuchar la versión de nuestro cliente acerca de cómo ocurrió su accidente, nos dimos cuenta de que no solo tenía una reclamación de compensación de trabajadores válida, por la que le dirigimos a un bufete de abogados concentrado en ese campo del derecho, sino que además de esa reclamación, tenía una demanda judicial válida contra el propietario del edificio.

* Los resultados previos no garantizan un resultado similar.